"Yo antes de ti", de Jojo Moyes


Me before you | Suma de letras | 2014 | 9788483655931 | 496 pág. | 19,95
Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio.

Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo.Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color.

Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.
Siempre es difícil reseñar este tipo de novelas, de las que deseas contarlo todo y nada a la vez, que quieres que los demás lean sin la necesidad de tenerles que explicar de qué trata la historia, qué ocurre o quiénes son sus protagonistas. Hace unos años, en una entrevista con Good Reads, Jojo Moyes dijo simplemente: Embarcaros en esta aventura. No os podemos contar lo que sucederá, pero os prometemos que el viaje merecerá la pena.

Resultado de imagen de yo antes de tiLa historia nos sitúa en un pequeño pueblo de Gran Bretaña, donde dos personas que no saben apenas de la existencia del otro están a punto de comenzar una etapa que marcará sus vidas para siempre. Hasta hace unos años, Will podía considerarse la envidia de sus amigos; guapo, aventurero, deportista, con pareja y un futuro juntos, feliz. Pero el destino, caprichoso, con un día lluvioso y una moto descontrolada dieran a su vida un giro radical. Ahora, sin poder mover nada más que la cabeza, se ve obligado a ver pasar la vida ante sus ojos sin una motivación por la que luchar, un sueño que perseguir; al fin y al cabo, restan tan solo 6 meses para que todo termine, que acabe el sufrimiento y pueda ser libre para siempre.

Camilla Traynor, temiendo por la vida de su hijo ante la posibilidad de un nuevo intento de suicidio, se ve embarcada en la búsqueda de alguien que pueda hacerle compañía, que haga que Will olvide la silla de ruedas, que quizás pueda hacerle cambiar de parecer. Es así como Lou irrumpe en su vida, la chica de leotardos negros y amarillos, dispuesta a hacerle ver la realidad de las cosas, lo que hay más allá de esas cuatro paredes, las posibilidades que se extienden más allá de esas ruedas que han marcado su vida, todo lo que le queda por vivir y disfrutar, lo que aún no ha hecho, lo que le queda por conocer. Ilusionada, Lou, plenamente convencida en poderle hacer cambiar de opinión, comienza una lucha de 6 meses que no está dispuesta a perder.

Yo antes de ti no creo que sea, como su autora comenta en la entrevista anteriormente mencionada, la simple historia de un tetrapléjico que quiere morir, y es que si esa es la conclusión que sacamos una vez finalizada la novela, nos hemos quedado muy lejos de llegar al fondo de la historia y descubrir todos sus entresijos. Will Traynor y su decisión de recurrir al suicidio asistido son solamente el pretexto para crear la historia de dos personas que descubren juntas el mundo, que se complementan como no creían que nadie pudiera hacerlo, que son capaces de hacerle ver al otro lo que él mismo no es capaz de ver y , pese a todo esto, Yo antes de ti no es tampoco una novela romántica. ¿Un único género donde encuadrarla? Imposible. ¿El tema principal de la novela? Otra cuestión que no creo que tenga respuesta.

Resultado de imagen de yo antes de ti
Jojo Moyes realiza una interesante reflexión sobre cómo afrontamos nuestra vida y cómo muchas veces contamos con oportunidades que simplemente dejamos pasar, sin darnos cuenta de que la mayoría no regresan; dicen que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, y es que esta es la mejor cita para describir esta novela. De esta forma, Lou y Will descubrirán juntos la realidad de sus vidas y nos harán ver cómo dos personas tan diferentes pueden complementarse para hacerse ver lo que el otro no puede. Con un ritmo que se va acelerando conforme los capítulos se suceden, Jojo Moyes nos hace partícipes de esta preciosa historia sobre qué es vivir y cómo hacerlo bien, acerca de cómo no debemos dejarnos vencer nunca.

Las historias de amor nunca dejarán de sorprendernos, y es que siempre habrá alguien que consiga aportarles algún nuevo elemento, eso que nos sorprenda y nos deje boquiabiertos, que nos haga querer continuar leyendo, y en este caso la autora ha sabido aprovechar al máximo este recurso. Es cierto que el comienzo es lento y carente de conflicto, pero el lector no tardará en descubrir las pretensiones de Will y su decisión de recurrir al suicidio asistido; Jojo Moyes consigue tratar este peliagudo tema con una sensibilidad digna de mención, realizando una importante crítica, siempre desde el respeto, aportando casos reales dentro de la ficción que servirán para ilustrar cómo a veces las personas nos olvidamos de ponernos en la piel de los demás para simplemente dejarnos llevar por las opiniones vacías y carentes de sentido. Con respecto a este tema, habrá quienes tengan una opinión más cercana a la del protagonista y quienes crean que está equivocado, pero sea como sea y tengan la opinión que tengan los lectores, Jojo Moyes les hará reflexionar y replantearse sus argumentos a través de esta preciosa historia.

Sin duda afirmaría que Yo antes de ti es una de las mejores novelas que he tenido el placer de leer en mucho tiempo, y es que no se trata solamente de un par de personajes perfectamente perfilados y una historia conmovedora y romántica, sino de una novela acerca del sentido de vivir, de cómo nos planteamos la vida y los errores que con estas ideas preconcebidas cometemos, una reflexión sobre el destino y la capacidad de movernos a su desear. Lou y Will, su historia, es solamente el pretexto para hacer al lector reflexionar, y es que son esos libros que, además de hacerte disfrutar, te hacen pensar, los que realmente merecen ser leídos y recomendados.
Conmovedora, entrañable, divertida, romántica, Yo antes de ti no dejará a ningún lector indiferente.

El impactante regreso de "Cómo defender a un asesino"

Hace apenas una semana regresaba a Estados Unidos Cómo defender a un asesino (How to get away with murder) con su nueva temporada de la mano de ABC, poniendo fin a una larga espera para muchos, plagada de noticias, teorías y conspiraciones acerca de lo que estaba por venir tras el impactante final de la temporada anterior.

Observamos, en primer lugar, que se retoma la trama justo en el punto en que se dejó, pero no por ello faltarán los saltos temporales a los que esta serie nos tiene ya más que acostumbrados: encontraremos los momentos previos a la impactante escena final que no habían aparecido en la temporada anterior, reviviremos la escena misma desde otros puntos de vista y seremos testigos además del después, y de cómo todo se va desenvolviendo poco a poco. Sin duda, estos saltos aportan gran dinamismo a la trama y, gracias al buen uso que se hace de ellos, guían al espectador por un camino muchas veces confuso, aportándole solamente la información precisa para que sea capaz de crear sus teorías, en ocasiones infundadas, producto de la confusión creada por el director.

Resultado de imagen de How to get away with murder season 3Una de las noticias que más había destacado acerca de esta nueva temporada fue la confirmación del actor Conrad Ricamora (Oliver), como personaje regular en la serie; hasta ahora, este coprotagonista de una relación homosexual junto a Jack Falahee (Connor), había aparecido de forma eventual en determinados episodios, protagonizando algunos de los momentos más intensos de la serie, por lo que este cambio permitirá al personaje cobrar mayor profundidad, y nos hará disfrutar, y sufrir, con muchas más escenas en el recorrido de la relación que ambos mantienen.

Por otra parte, el final de este primer capítulo ha sido el empujón definitivo que necesitaba How to get away with murder para engancharnos a todos; al igual que en temporadas anteriores, parece ser que en esta tercera tendremos también una primera parte que servirá de precedente para ese gran hecho, en parte desvelado y en parte también por descubrir, que servirá de punto de inflexión hacia una segunda mitad que seguro se tornará mucho más cruel y oscura que la primera.

En conclusión, un primer episodio que ha conseguido dejar a los espectadores completamente intrigados, abriendo esta tercera temporada que promete tanto misterio, intriga y emociones (o más) que las dos anteriores de forma espectacular; será difícil que los siguientes capítulos se mantengan a la altura de éste, pero apuesto a que los creadores sabrán con qué sorprender al espectador. No hay aún fecha de estreno prevista en España, pero en AXN tenéis toda la información relacionada con la serie.

Reseña "Éramos mentirosos", de E. Lockhart


 Éramos mentirosos (We ere liars) | E. Lockhart | Salamandra Blue | 2015 | 978-8416555000 | 288 pág. | 14
Una isla privada. Una ilustre y conocida familia de Nueva Inglaterra. Un grupo de cuatro amigos —los Mentirosos— cuya amistad se vuelve destructiva. Una rebelión. Un accidente. Un secreto. Mentiras y más mentiras. Amor verdadero. Y, por fin, la verdad. Ésta es la bellísima y terrible historia de una familia perfecta que se sostiene sobre pilares de peligrosa fragilidad. A lo largo del relato se van desvelando las piezas de un rompecabezas que formarán un mosaico de personajes fascinante, donde los prejuicios y el egoísmo son los peores enemigos de la armonía y la felicidad.
Una isla, la majestuosa familia Sinclair, cuatro amigos, y ese verano número quince que marcará el resto de sus vidas. Un verano a punto de comenzar, la expectación de tres meses repletos de amigos y diversión, solo disfrutar y pasárselo bien; esto es la familia Sinclair, aquí todos son atléticos, altos y guapos, no les falta de nada, no se equivocan, nada puede salir mal.

Pero éste es el verano número quince, el verano que cambiará el destino de la familia, de todos sin excepción, y es que un trágico suceso derivará en amnesia, en una familia destruida en la que rigen el dinero y el interés, en la que nada importa aparte de esto. Así Cadence, apenas recordando lo sucedido aquella noche, deberá regresar a la isla, enfrentarse a sus miedos, a lo ocurrido, encontrar todas esas piezas que le hacen falta para recomponer los hechos, comprender lo ocurrido, y así, solo así, poder seguir adelante.

E. Lockhart, partiendo de esta premisa, consigue construir una historia en la que se concentran muchos de los temas que han sido ya protagonistas del género, desde el primer amor hasta la adolescencia, la amistad o la familia, motivo por el cual muchos consideran a ésta como un punto de inflexión en este tipo de novelas. Para dar forma a la historia Lockhart se sirve de un estilo muy propio, directo, mezcla de prosa y verso en ocasiones, destacando escenas esporádicas construidas a partir de una metáfora que las hace sorprendentemente impactantes, que calarán hondo, muy hondo, en la mente del lector.
Resultado de imagen de E. Lockhart

Otro de sus signos de identidad son todos y cada uno de sus personajes, reales como la vida misma, de carne y hueso, perfectamente construidos y perfilados al detalle, y es que Lockhart no es solo detallista con Clarence, la protagonista, sino que es igual de minuciosa con todos los demás, creando un elenco que perfectamente podría ser el reflejo de cualquier familia adinerada de Nueva Inglaterra.

Éramos mentirosos se convierte así en una de las novelas más sorprendentes e innovadoras del panorama literario juvenil actual, finalista del Guardian Children's Fiction Prize y escogida por la revista Time como la novela del verano 2014, además de haber sido bestseller del The New York Times. Repleta de giros argumentales y dotada de un estilo único, el lector sentirá que se embarca en una aventura de la que ha perdido las riendas, estando a merced de Clarence y sus mentirosos. Recuerda, ésta es la familia Sinclair; aquí no hay delincuentes, adictos ni fracasados, ¿estás listo para convertirte en un mentiroso?

Review Asus Zenfone Max #MeGustaZenfone

Hace unos días os comentaba en esta entrada que había sido uno de los 20 afortunados que podríamos probar el Asus Zenfone Max como parte de la tercera oleada de la camapaña #MeGustaZenfone de Asus. Así, tras haber podido probar ya el dispositivo y formarme mi propia opinión acerca de él, me dispongo a contárosla, pero si aún no lo conocéis os invito a pasaros por la esta entrada, mucho más enfocada a las especificaciones técnicas y características que a la opinión personal.

Como comentaba, el Asus Zenfone Max es un dispositivo cuya característica principal es su potente batería de 5000mAh de polímero de litio, una de las más potentes que podemos encontrar actualmente en el mercado de smartphones, y que desde Asus aseguran que puede llegar a durar hasta 38 días en reposo. Siendo este el gran punto fuerte del terminal, ha sido el punto al que más atención he prestado, tanto en lo referente a horas de rendimiento como a tiempo de carga, y la verdad es que no puedo estar más satisfecho.

Comenzando con el tiempo de carga, antes que nada aclarar que este dispositivo no cuenta con quickcharge, algo que sí que se echa un poco en falta al tratarse de un terminal con la batería como punto más importante, pero que al fin y al cabo no es ni mucho menos imprescindible, pues durante la noche sobrarán horas para tenerla al 100% a la mañana siguiente, tardando aproximadamente unas 4 horas y media en realizar una carga completa.

Por otra parte, si bien a mis smartphones anteriores apenas les llegaba la batería a final del día, con este, realizando un uso bastante intenso de aplicaciones, principalmente de redes sociales, la batería aguanta sus dos días completos perfectamente, llegando a haber aguantado incluso tres, olvidándonos así de tener que cargarlo cada noche y estar durante el día preocupados de si llegará o no al final del día. Claro está que estos datos variarán en función del uso que se le dé al dispositivo, pues no consume la misma batería navegar por internet que ejecutar un juego, pero os garantizo que, sea como sea, quedaréis satisfechos en este aspecto.

Pero éste, aunque sea el punto principal del terminal, no es el único, ya que el Zenfone Max destaca, entre otras características, por su cámara de 13Mp con la tecnología PixelMaster, e incorporando un modo nocturno líder en el sector, que nos permite tomar fotografías hasta un 300% más luminosas en ambientes donde las condiciones de luz no son las óptimas. Tras haber realizado unas cuantas fotografías probando los diferentes efectos que trae y variando las condiciones de luminosidad, estoy totalmente satisfecho con la calidad obtenida.

Si bien el Zenfone Max cuenta con 16GB de memoria interna, una capacidad bastante justa para muchos usuarios, podremos ampliarla fácilmente mediante una tarjeta micro SD de hasta 64GB; además, sus 2GB de memoria RAM, con el procesador Snapdragon 410, nos permitirán trabajar con el dispositivo con total fluidez, pues a pesar de no ser un procesador enfocado a la ejecución de juegos y tareas similares muy pesadas, es suficiente para un usuario medio y aplicaciones como redes sociales y similares. Por mi parte no he tenido problema alguno en este aspecto; abre rápido las aplicaciones, no hay lag al usarlas, soporta la multitarea perfectamente,...

Además, Asus ha incluido en este nuevo smartphone la protección Corning Gorilla Glass 4, que protegerá la pantalla de nuestro dispositivo de golpes y arañazos, asegurando que sea prácticamente irrompible, lo cual podemos comprobar gracias a este vídeo en el que someten el panel a golpes con martillos, clavos y similares que fácilmente destrozarían la pantalla de la mayoría de dispositivos.

En España, el Zenfone Max de Asus está a la venta a un precio de 199€ aproximadamente, estando disponible en dos colores, blanco y negro. Podéis consultar en la web oficial de Asus la disponibilidad y precio del dispositivo en otros países.
En resumen, se trata de un dispositivo cuyo principal fuerte es su batería, pero que aún así no descuida otros aspectos como pueden ser la cámara o el rendimiento, convirtiéndose en el smartphone ideal para aquellos que busquen una buena autonomía, olvidándose de tener que cargar el dispositivo cada noche. Por mi parte, ¡más que recomendado!